miércoles, 24 de septiembre de 2008

LA CIENCIA Y DIOS


Stephen Hawking: 'La ciencia no deja mucho espacio ni para milagros ni para Dios'

El cosmólogo considera inevitable un desastre en el planeta en los próximos 100 años y ve el futuro de la especie humana en el espacio

ELPAÍS.com / EFE - Santiago de Compostela - 24/09/2008

El científico Stephen Hawking, divulgador y cosmólogo conocido por su trabajo en el campo de los agujeros negros, ha afirmado esta mañana en una rueda de prensa que las leyes en las que se basa la ciencia para explicar el origen del Universo "no dejan mucho espacio ni para milagros ni para Dios".

Hawking, profesor de física teórica de la universidad británica de Cambridge, ha indicado que "la ciencia está dando cada vez más respuestas a preguntas que solían ser dominio de la religión" y ha expresado su confianza en que los progresos científicos permitan "proveer pronto una respuesta definitiva a cómo empezó el Universo".

En ese sentido ha apuntado que "observaciones recientes de supernovas lejanas sugieren que la energía oscura está de hecho provocando una aceleración de la tasa de expansión del Universo". Respecto al gigantesco experimento que se lleva a cabo en el Laboratorio europeo de partículas (CERN) en Ginebra, Hawking ha recordado que ha apostado cien dólares a que no se logrará demostrar la veracidad de la teoría desarrollada por el físico escocés Peter Higgs sobre la forma de las partículas para adquirir masa, demostración que permitiría descifrar la clave del misterio de la formación del Universo. [+]

Ya, eso lo sabe la iglesia y mira como sigue tan campante después de más de dos mil años funcionando como la multinacional más extendida por el Planeta y con sucursales allí donde hay población. Nada cambia todo sigue igual y en nombre de esa religión o de cualquier otra o de cualquier bandera o trozo de tierra nos daremos bofetadas hasta decir basta. Así que, poco le importa a la Iglesia una fecha de caducidad para la Humanidad, o parte de ella. Pervivirá, aún después de la Banca.

EL UNIVERSO