viernes, 19 de septiembre de 2008

CHÁVEZ Y SUS DECISIONES



Vuelve a estar de actualidad la actuación del gobierno venezolano. Esta vez lo porque expulsa al director de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, acusándolo de "agredir" las instituciones luego de que divulgara en Caracas un informe crítico con la gestión de los diez años de chavismo.

Si el contenido del informe no se ajusta a la realidad, si las instituciones venezolanas son vilipendiadas en ese informe, lo lógica pasa por una denuncia en los medios de comunicación y explicar en qué miente el informe, como primer paso. No parece oportuna la expulsión de Vivanco con el argumento que expuso de forma conjunta el ministerio de relaciones exteriores y el de interior: "se ha violentado la Constitución y las Leyes de la República Bolivariana de Venezuela, agrediendo a las instituciones venezolanas inmiscuyéndose ilegalmente en los asuntos internos de nuestro país". Si es así, lo prudente hubiera sido –como primer paso- la aclaración a la ciudanía y luego proceder judicialmente si se había cometido algún tipo de delito.

Ahora toca esperar para ver las consecuencias de esta medida, que junto a su intento de intervención en los asuntos de Bolivia, la expulsión del embajador estadounidense y el papel en la cumbre de UNASUR, ponen a Venezuela en un momento de tensión alta ante las próximas elecciones de noviembre.

La noticia en Página 12

La noticia en El País

La noticia en Rebelión

La noticia en Público

La noticia en El Universal [Caracas]

El noticia en El Espectador

[Declaraciones de Nicolás Maduro, ministro del Interior]