viernes, 17 de octubre de 2008

VIAJE REAL Y LOS APUROS




El pasado martes la pareja de herederos de la corona española estuvieron en Tenerife. Esto no es nuevo y los medios de comunicación nos han bombardeado con las imágenes comentarios sobre los parabienes que les ofreció en pueblo en su recorrido. La anécdota del viaje está en el retraso sufrido para llegar a La Laguna. Este retraso se debió a la necesidad imperiosa de ir al baño que tuvo Leticia. En el traslado tuvieron que desviarse de la autopista y entrar en la carretera La Cuesta – Taco y hacer una parada “técnica” en la gasolinera que hay frente al Hospital Universitario. Para los empleados, clientes y quienes estaban en los alrededores era algo fuera de lo normal, no daban crédito de lo que estaban viendo. Ahora ya ha pasado al anecdotario esta “visita” al baño de la gasolinera. La realeza pone sus posaderas donde las pone la alpargata. Las cosas que hay que ver.


Por cierto, hoy al mediodía cuando intentaba hacer estas fotos intenté hablar con el encargado responsable sobre este asunto y lo que me podía contar, pero fue imposible. El hombre está ya muy molesto con las contínuas visitas. Espero que se le haya pasado ya el enfado.