martes, 4 de noviembre de 2008

VIOLENCIA EXTREMA

No, no es Bagdad, es Tijuana.
Sí, así es muy difícil informar. Peligra la vida
El despliegue parece una guerra, auténtica

Sugieren colegios de Tijuana 'tirarse al piso' ante balacera

La procuraduría del estado y asociaciones de escuelas particulares buscan orientar sobre lo que debe hacerse y lo que tiene que evitarse cuando se presente algún hecho violento

Julieta Martínez / Corresponsal

El Universal

Tijuana, B.C. Lunes 03 de noviembre de 2008

21:16

La psicosis que se ha generalizado en esta frontera, por una serie de hechos violentos, entre los que destacan balaceras en plena calle y ejecuciones de personas inocentes, obligó a escuelas particulares a lanzar un plan de contingencias para que en los planteles se actúe con objetividad en caso de alguna situación de riesgo.

Entre otros puntos, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), la Asociación de Escuelas Particulares de Tijuana y la Federación de Escuelas Particulares de Baja California recomiendan medidas que van de "tirarse al piso" en caso de que se registre alguna balacera cerca de los planteles, hasta saber qué hacer en intento de extorsión.

El objetivo, dicen dos documentos dirigidos a maestros y directivos y padres de familia, respectivamente, es orientar sobre lo que debe hacerse y lo que tiene que evitarse cuando se presente algún hecho violento. [+]

Pues sí, esta la realidad que se está viviendo en esta ciudad fronteriza donde los “narcos” se han hecho con la calle, ciudad en la que el orden público está cuestionado ante la incapacidad de las instituciones públicas para poner freno a esta situación. El dinero fácil de tráfico de estupefacientes permite comprar todo lo comprable, porque todo tiene precio y el dinero obtenido de ese “negocio” sirve para mantener a esta ciudad en vilo, por eso no nos puede extrañar las normas que se dan en los centros educativos ante posibles “balaceras”. Se han convertido en “accidentes de la naturaleza”, de la naturaleza perversa de algunos humanos, o caso humanos.