miércoles, 16 de julio de 2008

TEFF


Créanme si les digo que hasta bien poco no sabía nada del teff. Reconozco de entrada mi ignorancia para que luego no se diga. Llegué hasta el teff buscando en páginas que tuvieran relación con los cereales, precio de los mismos en los mercados internacionales y husmeando, husmeando di con una noticia que hablaba del precio tan desorbitado de este cereal, porque el teff es un cereal. Me picó la curiosidad y empecé a tirar de la madeja de este cereal y descubro que es originario de Etiopía, relativamente poco exigente en su cultivo, de escaso rendimiento por hectárea cultivada y muy usado triturado con cuya harina se hace una especie de torta que se denomina enjera. Hasta aquí casi todo normal, pero el precio tan alto estaba provocando un desabastecimiento en amplias zonas de Etiopía porque no se podían pagar los precios que estaba alcanzando en el mercado dicho cereal (piensen en la crisis alimentaria). Tampoco se daba una explicación plausible porque la cosecha era buena este último año y los conflictos en la zona no son mayores que lo que es habitual. ¿Dónde está la justificación del alza de precios? Sigues buscando y llegas a una de esas páginas que caen dentro del grupo de las llamadas “alternativas” y leo que las multinacionales farmacéuticas dedicadas a productos de dietética habían descubierto determinadas propiedades en este cereal que le podrían convertir en un producto estrella. Ya se podía adelantar que una de las causas del alto precio del cereal y como salía de su mercado tradicional para entrar en los intereses de los países ricos.
El siguiente paso era averiguar los elementos que hacen de este cereal algo singular y descubro dentro de la página de Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la Alimentación [FAO] algunos datos significativos; por ejemplo es un cereal rico en hierro y calcio, hasta el punto de los informes sanitarios demuestran que cuando el teff forma parte de la dieta la incidencia de anemia causa por falta de hierro es mínima; además una universidad americana relaciona la baja incidencia de la diabetes entre emigrantes etíopes en Israel que han tenido este cereal como base de alimentación, está entre el 0,4% y el 0%, no será el único factor, pero es una línea de trabajo e investigación.
Por si esto fuera poco también descubro que es un cereal sin gluten, y con alto poder energético, rico en minerales, muy importante para los celiacos, deportistas, en suma tiene un mercado garantizado y con futuro. Ya se está introduciendo su cultivo en España, concretamente en Palencia, aunque la parte perversa es que la patente mundial para el cultivo ecológico del teff lo tiene una multinacional: ECOSEM EUROPE, SL. Que está haciendo pruebas de ese cultivo y que espera obtener una tonelada por hectárea y el precio sería de un euro por kilo. Lo de la patente es un eufemismo porque creo que el cultivo que se practica desde hace más de cinco mil años no ha necesitado de ninguna patente, pero ya sabemos a que conduce esto, piensen en Monsanto, por ejemplo.
En fin ya se algo más del teff, de su importancia para las comunidades que lo han tenido como alimento base y que ahora porque la parte rica del mundo lo demanda, ellos van a salir perjudicados. Parece lógico que los beneficios que se puedan obtener no deberían dañar a aquellos que ni siquiera tienen un euro al día para poder vivir. Y no es demagogia