jueves, 31 de julio de 2008

ESPECIE



¿Parecen humanos? Sí, seguramente pueden ser tenidos como tales, pero realmente cuesta creer que seres como estos tengan algo en el cerebro. Esta foto está tomada de El País del miércoles 30 de julio y muestra a una parte de los ultranacionalistas serbios que aclamaban a su líder Karadzic. Miren bien sus rostros porque si tienen la mala suerte de cruzarse con ellos en una calle tiemblen porque es posible que su irracionalidad les lleve a cometer cualquier desmán simplemente porque piensan que se les ha mirado mal o algo parecido. No crean que no se los van a encontrar porque no tienen pensado ir a Serbia. Esta fauna está repartida, muy repartida y se los pueden tropezar en cualquier lugar del mundo, son como cucarachas que se adaptan a cualquier ambiente y ocupan el lugar de forma exclusiva y excluyente, es decir, quienes no son de su especie tienen el tiempo contado y aunque parezcan humanos, por lo tanto racionales, no lo son, vociferan, gritan desaforadamente como argumento, son hostiles a cualquier forma racional de pensamiento; tienen la pasión del converso recién llegado y tienen una adhesión inquebrantable a su líder, adhesión que la convierten en fe casi religiosa. Se creen en posesión de la verdad y la aversión que muestran a la sociedad la fundamentan en el supuesto ataque que dicen sufrir permanentemente.

Los endemismos tienen sus peculiaridades y elementos diferenciadores, pero todos beben de lo mismo y en los mismos lugares. Son un peligro.