viernes, 26 de diciembre de 2008

REINITA SINALOA


Bueno Laura, y ahora ¿qué? Seguro que te lo habían dicho, cuida tus amistades, dedícate a lo tuyo, que sería estudiar, prepararte, pero vaya, querías llegar lejos por el atajo. Cuando miro tu foto, esa, que parece de fotomatón, donde aparecen tus datos de la ficha policial. Dos cosas me llaman la atención, en primer lugar, tu aparente fragilidad, que no sé por qué me lo parece, pero esa fue la primera impresión; luego me fijo en tus ojos perdidos, que no miran a ninguna parte, salvo que lo hagan hacia dentro y busquen en los lugares recónditos de tu mente las razones por las que estás ahí y no en otro sitio. No, no es mala suerte, tampoco es culpa de nadie en particular, ni de la sociedad en su conjunto, pero ahora estás donde estás y tendrás que buscar la fortaleza suficiente para salir de ese agujero. Supongo que contarás con personas que te quieren, que aprecian y son capaces de ver más allá de ese título de “reinita”, espero que te ayuden.

Para saber más [+]