domingo, 22 de marzo de 2009

PRONTUARIO DE CIUDADANÍA PARA DON MANUEL REYES


Don Manuel, ya ha pasado la primera oleada de su intervención en el pleno municipal en el que echó a doña Fidela a la calle, menos mal que no dijo usted: “váyase a la puta calle”, sería mucho peor. A pesar de todo don Manuel creo que usted es recuperable como ciudadano y voy a tener la osadía de hacerle algunas sugerencias, que a lo mejor le ayudan a ser mejor ciudadano, no creo que mejor cerrajero, igual tampoco le ayudan a ser mejor alcalde, pero lo voy a intentar. Sí ya sé que suena pretencioso y no soy nadie para dar lecciones, pero me atrevo, sobre todo porque por su edad se perdió la ESO y no ha podido cursar la asignatura esa que tanta polémica ha traído: “Educación para la ciudadanía” y usted es un ejemplo de que el ciudadano no nace, se hace. Prueba de ello es que tiene que aprender a ser respetuoso con las opiniones ajenas, tolerante con las críticas que le dedican por su labor como alcalde, y aceptar que la dialéctica no es dar golpes en la mesa, gritar, expulsar de la sala de plenos y cosas así. Por todo esto, como le decía don Manuel, me atrevo a hacerle algunas indicaciones, y la primera es leer, que está comprobado que no da cáncer, bueno no quiero decir que usted no lea, pero a lo mejor hay algunas cosas que debería leer, por ejemplo sería bueno que le echara un vistazo a: “Breviario para políticos” del cardenal Mazarino, sí no piense que por ser cardenal no dice cosas interesante. Lea y verá: “Piensa antes de actuar, y también antes de hablar. Ya que si bien hay pocas oportunidades de que se deforme para bien lo que tú has dicho o hecho, puedes tener el convencimiento de que se deformará para mal”. Hable poco don Manuel que el barniz democrático que tiene parece poco consistente y debajo de esa leve capa se deja ver su autoritarismo y malas maneras, así que, aplíquese y lea con detenimiento otra de las recomendaciones de Mazarino: “Actúa con mayor prudencia con los que te ofrecen dinero para que cometas un acto criminal: podrían volverse contra ti”. Don Manuel con la que está cayendo con eso de la corrupción municipal, lo de terrenos que cambian de uso como cambian de forma las nubes en el cielo. Claro la carne es débil y ante el tintineo de los euros se puede claudicar, y allí donde decía protegido, va y desaparece la palabra, allí donde decía agrícola, ahora dice urbanizable. En fin, cosas que ocurren. Tenga cuidado don Manuel con esas cosas, manténgase con el ánimo desplegado y prosiga con las lecturas. Para no abrumarlo cambiamos de autor y ahora leemos a Cicerón que dice: “Ninguna época de la vida, tanto en la esfera pública como privada, ya sea en el trabajo como en casa, tanto si lo que haces lo haces para ti o para otro, puede carecer de obligación moral” (sobre deberes, I, II). Pequeñas dosis para no producir rechazo y la asimilación sea más efectiva, y vea usted como todo está en los libros. Ya lo han dicho y escrito otros, los demás nos tenemos que poner a leer y reflexionar sobre lo que leemos, por cierto debería pedir disculpas a doña Fidela, a la ciudadanía y pensar que mientras lee algunas cosas más presenta la dimisión.

Bueno don Manuel, pues nada esta puede ser una primera entrega y a lo mejor sin que pase mucho tiempo usted aprende a respetar eso que se llama ahora juego democrático, aunque es muy serio. De nada.