sábado, 7 de marzo de 2009

DOÑA RITA


Doña Rita Martín consejera de turismo en el gobierno de Canarias ya se ha dado cuenta. Sí, se ha dado cuenta que las expectativas para la campaña de verano son muy negativas y creo que lo hace un poco tarde y da la impresión por lo que aparece en el periódico La Opinión que tampoco sabe qué hacer, porque lo de la promoción, lo de cambiar el modelo turístico en las islas suena lo mismo que las monedas de madera. No doña Rita, que ahora ya no vale cambiar el modelo porque ustedes los nacionalistas que han estado gobernando en estas islas durante décadas y han favorecido un modelo de desarrollo que tiene que crecer permanentemente la demanda porque está asociado a la construcción y esto hace que la oferta tenga que multiplicarse al ritmo que marca el sector inmobiliario. Ya no valen doce millones de visitantes, cada año hay que aumentar esta cifra porque también lo hace la oferta de camas hoteleras.

No va ser nada fácil doña Rita encontrar una solución a corto plazo a este problema y es previsible que en los próximos meses el número de desempleados en el sector se multiplique, porque ya se ha dado cuenta que como dependemos de tres mercados básicos, ingleses, alemanes y turismo peninsular y resulta que los potenciales clientes están siendo sacudidos por la crisis que zarandea a todos los países, la cosa se va a poner muy difícil. Repito tarde, muy tarde se ha dado usted cuenta a lo mejor algo le abrieron los ojos en FITUR donde cayó la contratación de mayoristas, aunque usted no dio señales en ese momento, a lo mejor porque mientras vivíamos arañando la tarjeta de crédito todo era fácil, los turistas venían sin necesidad de irlos a buscar, ahora la cosa cambia.

Pues nada doña Rita como no tenga alguna idea mejor que repartir pegatinas y folletos en los mercados de origen este verano se va a pasar muy mal en el sector y quienes lo van a pagar son los trabajadores y toda una sociedad que se ha volcado en una actividad tan frágil y sujeta a tantos vaivenes.

Por si acaso, no se ocurra poner velitas a los santos y vírgenes locales ya que creo que no dan mucho resultado. Ahorre en velas y folletos.