viernes, 1 de agosto de 2008

VIOLENCIA

Que me lo expliquen. No lo entiendo, y cada vez menos porque que jóvenes adolescentes no sean capaces de resolver sus conflictos, los que sean, de una manera racional es muy preocupante. Todo el esfuerzo que se hace por transmitir la importancia del respeto hacia los demás, la necesidad de resolver los conflictos con el diálogo cae, en muchos casos, en saco roto. Que se miren, quien ha agredido y quienes han jaleado a la agresora y se avergüencen de sí mismos. Los que trabajos con jóvenes siempre pensamos: “que esta sea la última vez”. El tiempo nos quita la razón. Es una pena y por eso en muchas ocasiones cuando veo estas imágenes quiero más a mi perro, aunque no tengo.