sábado, 2 de agosto de 2008

LAS INVASIONES BÁRBARAS


Si tienen oportunidad no dejen de verla. Cada vez que la veo me resulta más interesante y me emociona ver cómo se confirman algunas cosas como la ignorancia, el deseo de morir con dignidad y un deseo que no verbalizamos, pero que dice mucho: Palabras a un hijo: “Me gustaría que tus hijos fueran tan buenos como lo has sido tú”. Creo que es una de las mejores palabras que un padre le puede decir a un hijo.

TITULO ORIGINAL Les Invasions barbares
AÑO 2003
DURACIÓN 99’

PAÍS : CANADÁ
DIRECTOR Denys Arcand
GUIÓN Denys Arcand
MÚSICA Pierre Aviat
FOTOGRAFÍA Guy Defaux
REPARTO Rémy Girard, Stéphane Rousseau, Marie-Josée Croze, Dorothée Berryman, Louise Portal, Dominique Michel, Yves Jacques, Pierre Curzi, Marina Hands, Toni Cecchinato, Mitsou Gélinas, Sophie Lorain, Johanne-Marie Tremblay, Denis Bouchard, Micheline Lanctôt
PRODUCTORA Coproducción Canadá-Francia
GÉNERO Y CRÍTICA

2003: Oscar: mejor película habla no inglesa. Nominada al mejor guión original. 2003: Cannes: Mejor guión, Mejor Actriz (Marie-Josée Croze) / Drama /
SINOPSIS: Un hombre con un cáncer avanzado tiene dificultades para aceptar la realidad de su inminente muerte y encontrar un momento de paz antes del final, especialmente porque lamenta ciertos aspectos de su pasado. Su hijo -con el que se había distanciado-, su ex-mujer, ex-amantes y viejos amigos irán a reunirse con él para compartir sus últimos momentos. (FILMAFFINITY)
----------------------------------------
Continuación en el tiempo, tema y personajes de "El declive del imperio americano", el film que dió a conocer a Denys Arcand. Obtuvo excelentes críticas. (FILMAFFINITY)
----------------------------------------
"Arcand en 'Las invasiones bárbaras' consiguió removerme" (Carlos Boyero: Diario El Mundo)
----------------------------------------
"Pone en pantalla la habitual dosis de ironía, gran cultura, pesimismo social y devastador" (Oti Rodríguez Marchante: Diario ABC)
----------------------------------------
"Una película noble, aunque lastrada por dos pequeños inconvenientes. Por un lado, ser prolongación de "El declive del imperio americano", que dio la vuelta al mundo en los años ochenta; y por otro lado, proceder de un guión que su director ha necesitado muchos años para redondear, lo que le da un exceso de pulimiento que le hace ser demasiado visible en la pantalla." (Ángel Fdez. Santos: Diario El País)
----------------------------------------