lunes, 4 de agosto de 2008

REGALO


Hoy me regalaron un libro. No, no era mi cumpleaños ni tampoco era el día de la república, que son los días en los recibo algún regalo, sin embargo me lo regalaron. ¿Por qué? No lo sé, pero lo intuyo, claro, como no podía ser de otra manera, creo que tiene que ver con el equilibrio, si, por ejemplo, aunque no lo dicen las leyes de la Física se podría formular, más o menos así: “Si hay n individuos que te consideran mala persona, casi seguro que habrá n+1 que te consideran, por lo menos normal”. Como se puede comprobar tiene poco de formulación científica y mucho de emocional, pero es lo que hay.
Campo Santo es el título de esta compilación de escritos del profesor W.G. Sebald (1944-2001), publicados en julio de 2007, seis años después de su fallecimiento. Si importante es el libro, en este caso lo es más el texto que lo acompañaba y que me permito transcribir, entre otras cosas porque esto va de reflexiones: “Si te afliges por alguna causa externa, no es ella lo que te importa, sino el juicio que tú haces de ella. Y borrar ese juicio de ti depende. Pero si te aflige algo que radica en tu disposición, ¿quién te impide rectificar tu criterio? Y de igual modo, si te afliges por no ejecutar esta acción que te parece sana, ¿por qué no la pones en práctica en vez de afligirte?”
A mi gusta.