viernes, 2 de enero de 2009

HAY QUE PARARLOS YA


Parece que hay quienes han perdido la oportunidad de aprender a estar callados si no saben lo que dicen, o lo que es peor, saben lo que dicen y no se callan porque se creen con la autoridad moral para mantener ideas que escandalizan y que son un peligro para la Humanidad con mayúsculas. Entre éstos están los nacional-ignorantes, y entre los criados y ensolerados en esta tierra hay especímenes de especial catadura.

A Antonio Castro, que es presidente del Parlamento de Canarias no tiene mejores ideas que las que manifiesta en la entrevista que se publica en el periódico La Opinión de hoy, viernes, 2 de enero, no mejores, creo que son las únicas y cuando las hace pública lo que consigue es poner sobre la mesa su talante excluyente y su soberana ignorancia, porque hacer recaer los problemas de Canarias en las migraciones y natalidad sólo lo cree él y quienes comparten su ignorancia. Ya está bien, a un personaje como éste que incita a la xenofobia habría que, por lo menos, “afearle”, allí donde calienta un mullido y bien pagado sillón, es decir, en el parlamento. Quedamos a la espera de la contundente respuesta que se merece en el lugar apropiado, repito el parlamento, y antes de que pase mucho tiempo, así que señores diputados regionales dejen a un lado el turrón y pónganse palabras a la obra, no manos, y a calentarle las orejas a este tipo. No cabe otra cosa porque tienen mayoría junto a los otros nacionalistas populares.

Antonio Castro aboga por prohibir la inmigración o controlar la natalidad para no consumir más territorio en Canarias

El presidente del Parlamento de Canarias ha advertido de que los canarios "tienen que tener más peso" en la política del Estado que otros nacionalismos como el catalán o el vasco. Sus declaraciones a Europa Press no tienen desperdicio: desmiente que CC esté en crisis, pone notable a Paulino Rivero y plantea ideas drásticas para un crecimiento cero de la población

EUROPA PRESS / SANTA CRUZ DE TENERIFE El presidente del Parlamento de Canarias, Antonio Castro, opina que si en las islas no se quiere "consumir más territorio" habría que plantear otras medidas como "prohibir la inmigración o controlar la natalidad".


Castro subrayó, en una entrevista a Europa Press, que ante el posible crecimiento cero, "la gente tiene que trabajar y comer". "Si no queremos consumir más territorio, habría que prohibir la inmigración o controlar la natalidad, por ejemplo, porque cada ser humano quiere formar una familia, tiene derecho a una vivienda y a un trabajo", explicó para concluir que, en materia urbanística, "lo que sí se puede hacer es controlar y establecer los límites porque la gente no puede vivir en la calle". [seguir leyendo]