sábado, 21 de junio de 2008

DOÑA FLORENTINA: ¡Huy, Qué miedo!


Después de leer sus comentarios a unas reflexiones escritas el pasado viernes 20, comentarios que transcribo a continuación:

No entiendo su comentario, siendo usted un afiliado al PSC-PSOE de la Agrupación de Santa Cruz de Tenerife; yo nunca tiro piedras en mi tejado, pero si usted no coincide ni está de acuerdo con la dirección de su partido, deberá de darse inmediatamente de baja, previa denuncia o crítica en el mismo. Florentina 20 de junio de 2008 14:35
Se me olvidaba: Está tarde tengo Ejecutiva, donde llevaré su art. para saber cómo caminan nuestros afiliados,
Florentina 20 de junio de 2008 14:39

vivo en un sin vivir, el miedo me atenaza, casi no he salido a la calle sólo pienso que me siguen, que alguien me vigila, puede que El Gran Hermano.
Durante la noche no pude conciliar el sueño, me veía perseguido y una pesadilla, horrorosa que paso a contarle. En una habitación en penumbra, culpa de Unelco, un grupo de personas, usted entre ellas, no es que la conozca personalmente, pero era la que leía un papel y tenía las venas del cuello más hinchadas y el rostro más encendido. Decía que usted leía el texto de DISIDENTES y a medida que lo hacía el resto de personas sentadas alrededor de la mesa se removían en sus asientos, creo que por la indignación, ahora lo entiendo, y sus rostros reflejaban ira, mucha ira y se alzaban voces pidiendo mi cabeza. Se clamaba por la pureza de pensamiento, y de actos, de los militantes y que terminaran en la hoguera aquellos que osaran disentir, pensar, cuestionar o contrariar a la dirección. En el sueño, en este momento, todos los presentes hicieron como una especie de reverencia y elevaron mis miradas al cielo y comprobaron todos que había una mancha de humedad (no es importante para la historia, pero es bueno saberlo para llamar al presidente de la Comunidad).
Como sé doña Florentina que lo que le impulsa es la pureza de las ideas, el buen adoctrinamiento de los afiliados y la fidelidad a los líderes (nuestros) lo pongo entre paréntesis porque nunca llegaré a su pureza de espíritu. Me cuesta tener fe ciega, incluso sólo fe, confieso mi flaqueza de espíritu, no puedo ni podré ser tan íntegra e integrista como usted.
Digo todo esto porque creo que en el fondo y en la superficie, seguramente, es usted una persona que se caracteriza por su benevolencia y por eso me atrevo a confesarle algunas de mis faltas, creí que sólo eran imprudencias, pero leyendo sus comentarios creo que han ido demasiado lejos, así que confieso:
1º- No me cae bien Bono, no el de U2, sino el presidente del Congreso de Diputados, entre otras cosas porque me pareció poco sensata la reprimenda que le hizo en el Congreso al señor que sacó la bandera republicana; además hay que recordarle que su exhibición no es ilegal, puede que él tenga ese deseo íntimo, pero no es ilegal su exhibición. (Le ruego le haga llegar esto porque si se examina de Historia de España, igual saca una nota muy baja).
2º- En un momento de debilidad he pensado que el actual embajador de España, del Reino de España, en el Vaticano, Francisco Vázquez es un poco “meapilas y curato” porque pedir la cruz en la declaración de la renta para la multinacional del humo, perdón, perdón de la iglesia católica, fue un lapsus. Ahora lo entiendo, después de sus comentarios lo entiendo bien, no debemos salirnos del camino que nos marca esta multinacional, perdón, inconscientemente me sale, creo que necesito terapia de choque; también entiendo ahora el por qué en el protocolo de la toma de posesión siempre hay una cruz con atleta y una biblia; no hay que perder las costumbres, las buenas costumbres y usted doña Florentina me está llevando por el buen camino, creo ver al fondo la luz, aunque no sé si es una bicicleta.
3º- Yo confieso, eso lo he leído, humildemente que he pensado, sólo en algún momento de debilidad, qué es lo que haría el PSOE en Santa Cruz si no hubiera “caso de Las Teresitas”, si no existiera Zerolo, habría que inventarlo. Sé que hay proyectos, muchos proyectos. Las iniciativas en el Ayuntamiento colapsan los registros, yo lo sé, pero reconozco que no soy un buen militante, confieso públicamente ante la audiencia nacional, como diría Manolito Gafotas, mi flaqueza de espíritu.
4º- Para terminar confieso que tampoco me gustan los modos y el estilo de “JuanFer”, perdone mi exceso de confianza y no sé si debo llamarlo con este apelativo cariñoso o el protocolo al uso exige otras formas, creo que sí, pero no soy el militante ideal. Después de esta confesión pública doña Florentina, quiero manifestar mi más profundo arrepentimiento y mi firme voluntad de volver a la senda de la verdad revelada, (la verdad es que nunca había estado), y que usted doña Florentina sea mi luz y mi guía en esa búsqueda; y si ya han tomado la decisión de cómo tengo que expiar mis faltas les pido benevolencia; no conviertan mi cuerpo en picadillo para croquetas para perros, no me dejen sin postre, pues si así muestran su benevolencia me comprometo durante una semana seguida leer la ponencia marco antes de acostarme y buscar todas las palabras del DRAE que estén en masculino y hacer una lista en femenino para enviársela a la señora ministra y al BOE para que se implante, por decreto su uso en femenino en próximo curso escolar, en este ya no da tiempo.
Y por último un deseo personal, muy personal, doña Florentina, permítame llamarla Flor.