martes, 21 de abril de 2009

INSEGURIDAD CIUDADANA: EMALSA


Pues la verdad ahora no me gustaría vivir en Las Palmas de Gran Canaria, allí son algo más de cuatrocientas mil personas, y no es una cuestión de pleito insular ni nada parecido. Digo que no me gustaría vivir en esa ciudad porque tienen una compañía que distribuye el agua para el consumo, Emalsa, que está ofreciendo un producto que no es apto para el consumo, y no es que lo esté ofreciendo en los últimos días, sino que lleva desde el año 2006 sin que hasta el momento lo haya comunicado a los afectados.

No, pero no es sólo por Emalsa por lo que no quiero vivir en Las Palmas, sino por las corporaciones municipales que desde el 2006 han tenido conocimiento del déficit en el suministro de agua y ahora y sólo ahora en cuando lo hacen público, y tampoco se sabe por qué ahora. El ayuntamiento, sus responsables-irresponsables han contribuido con una empresa privad al enriquecimiento ilícito al ofrecer y cobrar por un producto que reúne las condiciones para el consumo humano.

Pero tampoco es sólo por los responsables-irresponsables de Emalsa y el Ayuntamiento, sino que en el mismo barco está el gobierno de Canarias, la consejería de sanidad, último responsable en esta cadena de despropósitos y engaños que dejan indefenso a los ciudadanos, además sin posibilidad de conocer a los responsables porque todos se escudan en eso que se conoce como “responsabilidad difusa”, es decir está tan repartida que nadie o casi nadie acepta la parte que le corresponde. Ya habrá alguien que cargue con ella, es lo que cada uno piensa en esa cadena de despropósitos.

Por último tampoco vale que ahora se den disculpas, don Jerónimo Saavedra piensa que con eso es suficiente y a los afectados sólo les queda aguantar y esperar, porque hasta finales de mayo seguirán ofreciendo un producto no apto para el consumo, pero que tiene precio de oro líquido.

En fin que esto no afecte al famoso partido de rivalidad regional, que no le inquiete el sueño a ningún responsable-irresponsable, que nosotros los ciudadanos seguiremos soportando esta incompetencia.

Leer en C7