viernes, 6 de febrero de 2009

SIETE IDEAS


Paulino Rivero desde la tribuna del Parlamento con su dedo acusador se dirige a casi todos: "la culpa de la crisis la tiene Madrid y ustedes, la oposición, desafectos de Canarias que no se apuntan al todo incluido de los hoteles del sur y prefieren viajar a otros lugares más feos que Canarias" (Creo que no está silbando.El no usa el silbo gomero, sino el móvil)

Siete pecados capitales, siete islas y ahora siete ideas. Sí siete ideas son las que ha tenido el presidente de la comunidad canaria Paulino Rivero para superar la crisis. Siete ni una más ni una menos.

Me llamó la atención el titular de la prensa, La Opinión digital del viernes seis de febrero porque estaba a la espera de la respuesta del gobierno autónomo frente a la crisis y sobre todo después de volver de FITUR, feria del turismo en la que, al parecer, no se ha vendido una escoba y la situación se pone muy difícil para el sector. Se adelanta que si las expectativas para el verano son las que se desprenden de la contratación en FITUR, el sector contribuirá a las cifras de parados con más de treinta mil trabajadores. Mal va la cosa y ya el último trimestre de 2008 fue el aviso.

Pues con este panorama esperabas las ideas, siete, no más y cuando leo y releo porque buscaba lo que no estaba en la noticia era alguna idea, no original, porque de ésas casi no hay, sino algo que marcara diferencia con las propuestas que podría hacer cualquier alumno de primero de económicas o incluso de bachillerato. Pero no, no hay nada nuevo bajo el sol que indique cierta esperanza con recetas más innovadoras, salvo las que ha hecho el cabildo de La Palma, que las quieren hacer pasar por innovadoras y que lo que causan son auténtico sonrojo y le llevan a uno a querer más a su perro, aunque no tenga.

En fin, Paulino Rivero como presidente de esta comunidad y Perestelo como presidente del cabildo de La Palma se podrían sentar a la orilla del mar a contar olas, que con la brisas marina y el salitre a lo mejor se convierten en viajeros y se van a La Polinesia a fundar un partido local. Buen viaje les deseo y los mejores éxitos en su aventura en el extranjero más extranjero que exista.

Las ideas que señala La Opinión