martes, 7 de septiembre de 2010

HOMENAJE

Sí, hoy me he dado un homenaje. Creo, sinceramente que me lo merecía. Les cuento y verán por qué. Mi jornada de trabajo hoy y las últimas horas de la de ayer me han deparado ratos en los que mi capacidad de asombro no abarcaba lo que estaba escuchando, así que hoy ha sido un gran día porque he aprendido mucho, entre otras cosas a querer más a mi perro, que no tengo. Sin más detalles porque tampoco importan para lo que quiero contar.

El homenaje que me di, como casi siempre que me lo dedico fue ir a la librería con ánimo casi despilfarrador, tirando la casa por la ventana de una vez, así que repasé mi cuaderno de notas y reflexiones y dije, ahí va. “Diario de un ama de casa desquiciada”, Libros del Asteriode, de Sue Kaufman. Tina, la protagonista, ama de casa en buena situación económica, vive en Manhattan una vida muy aburrida, y su diario será el recorrido que haré para conocer un poco más ese modelo de vida.

“El invierno de Frankie Machine” de Don Winslow espero que tenga la misma fuerza y agarre que El poder del perro, donde disecciona el mundo del narcotráfico en México, ahora le toca a la mafia, así también promete.

“Un jardín de placeres terrenales” de Joyce Carol Oates, es una novela que directamente aparece en edición de bolsillo y puede que sea así porque vio la luz, originalmente a comienzos de los años sesenta y ahora hay una segunda obra recién publicada “Ave del paraíso”, que por cierto me regalaron hoy, con lo que se suma al homenaje, así que doblemente satisfecho. Como siempre Oates nos lleva a lo más profundo de sus personajes y los desnuda para el lector.

Por último “Lennox” de Craig Rusell es la novela que tiene un largo recorrido y favor de público en varios países. La novela negra gana mucho con la aportación de este autor, aunque sólo he leído algunas reseñas y resúmenes. Espero que se cumplan las expectativas.

Pues así termina mi día de hoy. Espero mañana aprender tanto como hoy, no creo que sea fácil y como cada nuevo día intentaré ser moderadamente feliz.