sábado, 1 de marzo de 2008

PATRIA

Los libros son una buena patria para los que no son de ninguna parte.
Santiago Roncagliolo
Esta es mi patria y no quiero otra, pues tendría bandera, ejército, curas, religiones y más cosas que no tengo ganas de nombrar ahora.
Por cierto, el obispo sigue en la calle.