domingo, 1 de agosto de 2010

CINE: TULPAN. SERGEI DVORTSEVOY

Creo que el director Sergei Dvortsevoy intenta contar muchas historias en su obra Tulpan, pero no logra redondearlas. El padre preocupado autoritario y preocupado por sus ovejas, su joven esposa ocupada con la familia y el cuñado, marino, obsesionado por buscar esposa y la única candidata en el vacío de la estepa tiene unos intereses distintos, mientras nuestro marinero aspira a tener un rebaño de ovejas, ella, Tulpan, quiere vivir en la ciudad. En una tierra hostil, la estepa kazaja, esta familia de pastores, aislados en medio de la nada, donde los dramas personales adquieren una dimensión inusitada van desgranando sus deseos y frustraciones, pero todo parece muy superficial y previsible en el relato.

De todas maneras creo que es una película que se deja ver, una forma artesanal de hacer cine con pocos medios económicos y recursos técnicos, donde lo que cuenta es la historia, por eso se merecía un mayor trabajo en el relato. Me hubiese gustado que hubiese puesto más énfasis en la dicotomía que se plantea entre vivir en la ciudad o seguir en la estepa, algo que ocupa mucho en el interés del director; o las relaciones con el “camarada-jefe”, aunque el director ha hecho su elección.

En fin, si tienen oportunidad se puede ver, aunque no esperen grandes emociones.